Se suman a la campaña que ha puesto en marcha BDS en apoyo al pueblo palestino.

Varios colectivos han demandado al Ayuntamiento que retire el apoyo económico al Festival de Cine Independiente de Elche que se realizará del 13 al 20 de julio, donde será el Estado sionista de Israel el país invitado. Entre los colectivos y organizaciones que apoyan están Podemos, PCE (m-l), JCE (m-l), Republicanos, Respuesta Popular, PCPE y Revolución.

Aseguran en el comunicado que Israel es un Estado infanticida construido sobre la limpieza étnica del pueblo palestino. Pero el pueblo valenciano y sus instituciones tienen una larga historia de solidaridad, dignidad y compromiso con los Derechos Humanos. Es inadmisible colaborar ni ser cómplices de esta barbarie. Por tanto, es preciso retirar la colaboración del Ayuntamiento de Elche a este actividad, como protesta por el intento de lavado de cara y de esconder sus crímenes por parte israelí.

Una vez más, el Estado racista de Israel, que fue declarado como un Estado de apartheid por un organismo de la ONU en marzo de 2017, ha intentado lavar sus crímenes y su imagen a través de la cultura. El último capítulo ha sido, como otras veces, mediante su embajada en España e intentando engañar a la cultura, las instituciones y el pueblo valenciano.

Desde hace años, el Estado sionista de Israel destina inmensas cantidades de dinero para exportar una imagen al mundo de país avanzado, democrático y moderno. Tras asesinar más de 60 personas el pasado lunes 14 de mayo (incluyendo un bebé de 8 meses), el régimen israelí continúa con sus estrategias de normalización. Entre ellas, a través de la música (como se ha podido comprobar recientemente en el Festival Eurovision), del deporte (con la también reciente salida del Giro de Italia desde Jerusalén, una ciudad que fue limpiada étnicamente en 1948 por tropas sionistas en su parte occidental y ocupada militarmente e ilegalmente en 1967 en su parte oriental) y, en definitiva, de la cultura en general.

Esta vez, la embajada israelí en España ha conseguido que en la edición 41 del Festival Internacional de Cine Independiente de Elche (FICIE) el país invitado sea el Estado de apartheid de Israel. Esto ya ha generado numerosas protestas por redes sociales y la indignación de múltiples organizaciones y personas de fuera y dentro del mundo del cine. Entre estas últimas, las del director Àlex Lora, nominado al Goya 2018 al mejor cortometraje documental. Muchas otras asociaciones, movimientos sociales, partidos e individuos ya nos han hecho llegar su protesta e indignación y piensan seguir haciéndolo. El régimen israelí, mediante su embajada y por enésima vez, quiere esconder sus crímenes con la subvención de cultura. Situaciones similares las hemos visto recientemente con un ciclo de cine en el MuVIM de Valencia (bit.ly/2Isy9Dw), con la Vuelta Ciclista a la Comunidad Valenciana y Cataluña (bit.ly/2k5rS6b) o hace varios años con el festival de mediometrajes la Cabina (bit.ly/2wMwCqw).

Consideramos que las instituciones públicas deben comprometerse con el cumplimiento de los Derechos Humanos y el derecho internacional que representa la campaña BDS (Boicot, Desinversiones y Sanciones). Se trata de la mayor coalición de la sociedad civil palestina, que cuenta con el apoyo de importantes organizaciones y figuras judías y antirracistas y que recientemente ha sido nominada al Premio Nobel de la Paz 2018. El científico más prestigioso de las últimas décadas, Stephen Hawking, la filósofa de origen judío Judith Butler, la activista afroamericana y feminista Angela Davis, el cineasta Ken Loach, el músico y líder de Pink Floyd, Roger Waters o el Premio Nobel de la Paz y arzobispo de Sudáfrica, Desmond Tutu, han apoyado el BDS en Israel. Entre otras razones, hay que seguir impulsando el BDS porque es lo que nos ha pedido el pueblo palestino para ayudarles y para que ninguna otra negociación o solución pueda hacer posible que el Estado de apartheid de Israel deje de asesinar impunemente a la población palestina. No podemos olvidar que más de 2.000 niñas y niños palestinos han sido asesinados por el ejército israelí y los colonos israelíes desde el año 2000.

Sí al cine y la cultura valenciana. No al lavado de cara del apartheid israelí.

Deja un comentario