Los grupos políticos Totes amb Burjassot, Esquerra Unida y Compromís presentaron el pasado pleno de abril, celebrado el martes 24 a las 20:00h, una propuesta para que el Ayuntamiento de Burjassot apoye el aumento del poder adquisitivo del sistema público de pensiones.

En la propuesta, realizada a iniciativa de Totes amb Burjassot y a la que se adhirieron Esquerra Unida y Compromís para su presentación conjunta, se pide al gobierno central y a las fuerzas políticas del Congreso que se adopten una serie de medidas encaminadas a recuperar el poder adquisitivo del sistema público de pensiones, como por ejemplo, ligar las pensiones al IPC, subir el Salario Mínimo, medidas fiscales para favorecer el incremento salarial en las empresas, la derogación de las reformas laborales de PP y PSOE, la derogación de la reforma del artículo 135 de la Constitución en la que se prioriza el pago de la deuda a la banca, la equiparación salarial y de pensiones entre mujeres y hombres o que las pensiones nunca puedan estar por debajo del Salario Mínimo, entre otras. También se pide al gobierno autonómico a que adopte medidas de protección de los ingresos procedentes de las cotizaciones para que no se utilice para otros fines. Además, se propone que el Ayuntamiento de Burjassot muestre un compromiso público y claro a las demandas de las diferentes protestas de pensionistas que se han dado en los últimos meses, facilitando su visibilización, así como realizar algún tipo de campaña o jornada formativa sobre estos asuntos.

Desde Compromís, la portavoz Lluna Àrias pone énfasis en que “la discriminación que hemos sufrido y sufrimos las mujeres también afecta nuestras pensiones de jubilación. De media, las pensiones de las mujeres son 450€ inferiores a las de los hombres. La baja participación en el mercado laboral, las condiciones de contratación y los bajos salarios en el pasado afectan la cuantía de las pensiones actuales. Por este motivo, instamos en el gobierno del Estado a promover la equiparación de las pensiones entre hombres y mujeres aplicando un factor corrector que equilibre las pensiones afectadas por situaciones de discriminación previas. A pesar de todo, sin una eliminación de la brecha salarial y una mejora de las condiciones de trabajo no lograremos una igualdad real en el futuro. Es necesario eliminar todos los factores laborales y sociales que condicionan la calidad de vida presente y futura de las mujeres” 

Por su parte, desde Totes amb Burjassot, su portavoz Adrián Juste declara que “la gestión del PP en lo que respecta a la hucha de las pensiones, que ha pasado de unos 67 millones de euros en 2011 a unos 8 millones de euros actuales, y los gobiernos anteriores tanto del PP como del PSOE no han hecho más que empeorar la situación. Además, es importante que desde los ayuntamientos se mande un mensaje claro a las instituciones autonómicas y estatales y se apoye a la ciudadanía en las marchas y protestas que se están organizando. Es necesario abrir un debate sobre el estado de las pensiones”.

Por último, José Camarillas, portavoz de EU, expresó que “la calle ha demostrado que tenemos un grave problema con el gobierno actual, que quiere recortar el poder adquisitivo no sólo de nuestros mayores sino también del resto de pensionistas, pero es verdad que además de defender los derechos adquiridos, debemos hablar de futuro. No podemos mirar a un lado. El sistema actual como está pensado es insostenible. Por eso tenemos que desvincular las pensiones de las cotizaciones y pensar en formas de financiar el sistema. Pero al gobierno no le interesa abordar así este tema porque quieren favorecer las pensiones privadas”.

Finalmente, la moción, que incluyó una enmienda del PSPV-PSOE para introducir un acuerdo sobre la necesidad de aprobar impuestos a la banca como una alternativa a la financiación del sistema público de pensiones, fue aprobada por el pleno a pesar de los votos en contra de PP y Ciudadanos.

Deja un comentario